El cabello está constituido a base de queratina, que se encuentra en la piel, los tendones, los huesos, es decir está en todas las partes del cuerpo, es una proteína muy dura, no hay más que ver los cuernos de los toros.

El pelo necesita una alimentación rica en aminoácidos, proteínas y vitaminas. Para estar seguros de recibir estos aportes esenciales, debemos ayudarnos de complementos alimenticios como los siguientes, entre otros.

PABA, LEVADURA DE CERVEZA, SELENIO, SILICIO, VITAMINAS A Y D, ACEITE DE ZANAHORIAS, B-15, BETACAROTENO, GERMEN DE TRIGO.

Un pelo en buen estado, refleja la buena salud general. Si se observa una caída exagerada hay que consultar con el dermatólogo.

Todo el pelo de la cabeza, se cambia por regla general cada 3 años, por lo que es normal la caída diaria durante todo el año, ( entre 100 y 150 diarios), en primavera y otoño, aumenta.

Recientemente y de forma casual, se ha descubierto  que la calvicie, o alopecia  androgenética incipiente, tiene tratamiento.

Antes se creía que no tenía solución, pero se observó que pacientes que recibían tratamiento con hormona masculina, para la próstata tenían menos problemas de caída del pelo. Es decir que se ha conseguido bloquear la alteración de hormona masculina para que no llegue al cuero cabelludo. Hay que consultar con un dermatólogo.