En la última década, han avanzado mucho los estudios sobre productos naturales que ayudan a quemar depósitos de grasa en el cuerpo. El sobrepeso como resultado de una nutrición deficiente, se ha convertido en un problema a remediar. La mayoría de las personas y los laboratorios acuden a frutas exóticas. Frutas que llevan siendo utilizadas durante milenios en África, Asia o Latinoamérica con estos fines terapéuticos.

African-mango

Es el caso del mango africano, Irvingia Gabonensis o nueces dikka. Es un producto muy buscado hoy en día en Internet. Lleva siendo utilizado por cientos de años (tanto su fruto, como su semilla) como un excelente termogénico adelgazante.

El mango africano – Realmente funciona como adelgazante

Como con todos los complementos, las calidades van en función de la ambición de los laboratorios en obtener beneficios. Hay que buscar un mango africano certificado. Hay materias primas más baratas y fáciles de conseguir, e incluso, son materias primas simplemente de mango común, el cual no tiene las mismas características de termogénico.

¿Qué tipo de fruta es el mango africano?

Es un fruto cuyo nombre Irvingia Gabonensis y que es originario de África, especialmente de Camerún. Es muy parecido mango común, con la peculiaridad de que el mango africano, contiene grandes cantidades de vitamina B, las cuales actúan a nivel del hígado en el metabolismo de las grasas. También posee y ácidos grasos esenciales.

Mango africano – Estudios realizados

A finales de la primera década del 2000 un equipo de investigación perteneciente a La Universidad de Yaundé en Camerún, realizó unos estudios cuyos resultados fueron muy favorables acerca del uso del mango africano en procesos de adelgazamiento. Resultó ser una fruta quemadora de grasa natural y efectiva.

Resultados del estudio:

Algo que caracteriza a esta fruta, es que produce una disminución de la resistencia a la leptina, hormona que se encarga del almacenamiento de grasas en el cuerpo y la gran culpable de que en zonas como el abdomen sea aún más acusado. Las personas que presentan sobrepeso, suelen tener resistencia a la leptina, o esta es. Los complementos de mango africano de calidad, estimula la acción ayudando así al control del almacenamiento de depósitos de grasa en el organismo.

La fruta mango africano contiene una hormona llamada adipesina que participa en el proceso de metabolismo de la glucosa y de los ácidos grasos y es sintetizada solamente por el tejido graso.

Una característica importante de la adipesina, es que, además, mejora la circulación sanguínea.

Algo a destacar, es que el mango africano es una fruta muy rica en vitamina B, y el grupo de vitamina B, actúa a nivel del hígado, ayudando a metabolizar y combustionar los hidratos de carbono que posteriormente se convierten en grasa.

African-mango

Cómo actúa el mango africano

Se puede decir que los principios activos del extracto seco de esta fruta, acelera el metabolismo de las grasas. Consigue que el cuerpo obtenga una energía calórica "extra" procedente de los depósitos de grasa existentes entre los tejidos y del glucógeno del hígado con lo que primeramente, eleva la temperatura del cuerpo y deshace la grasa y segundo, no permite que se almacene el glucógeno como energía almacenada en forma de grasa, sino que también la convierte en energía calórica. El extracto de mango africano, actúa acelerando la combustión de las grasas, convirtiéndolas en energía calórica.

Otra característica que hace singular al mango africano, es que ayuda a disminuir el colesterol malo y ayuda a deshacerse de los tóxicos acumulados en el hígado. Toxinas que obstaculizan el metabolismo de las grasas.

Los principios activos del mango africano, reduce las ganas de comer y controla la sensación de hambre. Cuándo se hace una dieta, lo normal es experimentar una cierta ansiedad y en algunas personas es en exceso. Este complemento hace que la actitud mental se vea respaldada por una sensación de plenitud.

Todas estas características son las que hacen que el mango africano consiga los fantásticos resultados que se consiguen como apoyo a una dieta o cambios de hábitos alimenticios.

El mango africano – Ideal para luchar contra la grasa localizada

Tal como hemos dicho anteriormente, quienes tengan dificultades para rebajar volumen de zonas incómodas, como puede ser el abdomen, muslos, etc., esta fruta puede ser una gran solución debido a que aumenta los niveles de leptina en el organismo y por lo tanto, el metabolismo de los depósitos de grasa.

El mango africano – No hace milagros, pero ayuda

El mango africano es un complemento con gran valor para personas que estén a dieta, o cambien de hábitos. Lo que está claro, es que los milagros no existen. Solamente tomando extracto de mango africano, se va a adelgazar muy poco, o casi nada. Ocurre lo mismo con todos los complementos adelgazantes.

El adelgazar no se puede basar en la ingesta de un «producto milagro». De ahí que surgen detractores de estos productos. Personas que aseguran «no haber bajado de peso». Las personas siguen comiendo igual que siempre y pretenden que tomando unas cápsulas, se queden en el peso ideal.

Es imprescindible comer de manera equilibrada y hacer ejercicios físicos, además del complemento. Podemos decir (sin miedo a equivocarnos), que el mango africano funciona. Tiene la valiosa virtud de inducir a una pérdida de peso importante. También, de mejorar sensiblemente la salud de quién lo toma. Reducir talla es cuestión de tiempo.

El mango africano es seguro para la salud. Solamente hay que cuidar que contenga la calidad y la cantidad de principio activo clínicamente probada.


 

Mango Africano en Capsulas

No hay productos que concuerden con la selección.